En la primera etapa fueron la equivocación de Roglic y la caída de Evenepoel en la segunda curva; en la segunda, el suelo mojado y las caídas que cortaron a Vine, Soler y Carlos Rodríguez; y este miércoles, en la tercera, Roglic y Ayuso se fueron al suelo en caídas que pintaban en un inicio peor de lo que fueron. De momento es la Itzulia de los percances. La etapa, por cierto, la ganó Hermans. Sigue líder el esloveno de Bora, pero Evenepoel rascó tres segundos para adelantar a Skjelmose y colocarse como el rival más cercano a Roglic, a siete segundos de Primoz.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *