Jonatan Giráldez (Vigo, 32 años) aparece en las gradas del Johan Cruyff tras el primer entrenamiento de la semana previa a la final de la Champions contra el Olympique de Lyon. Es meticuloso al hablar de fútbol, pero emocional cuando se trata de su familia. Dispuesto a charlar de todo y sin escatimar palabras, le entra morriña al recordar Vigo. Habla de su hijo, Cíes —en honor a las islas gallegas—, su amuleto. Desde que nació, ha ganado todos los títulos posibles con el Barça. A final de temporada se marcha al Washington Spirit, en EE UU, tras tres cursos de éxitos como primer entrenador. Conoce la cultura del esfuerzo. Llegó con 19 años a Barcelona junto a su pareja Olaia.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *