<strong>Francia ya tiene la mente puesta en Bélgica tras la jornada de descanso y de reflexión de ayer</strong>. Les Bleus están en octavos de final, algo más que esperado, pero su recorrido hasta el primer cruce arroja muchas dudas. El colofón ha llegado en la tercera jornada, después de que los de Deschamps fueran incapaces de doblegar a una Polonia que jugaba solo por orgullo, dado que saltó al césped ya eliminada. Sin embargo, <strong>la sensación es que Deschamps no termina de dar con la tecla y no ha logrado un estilo claro en este arranque</strong>. Bien es cierto que nunca fue una selección que enloqueciera por su juego, pero ganaba y marcaba goles, algo que hasta ahora no ocurre. Basta este dato demoledor: en los tres partidos ha sido incapaz de terminar una solga acción de ataque en gol: <strong>el tanto ante Austria fue de Wober en propia puerta y el de ayer de penalti transformado por Mbappé</strong>. En el plano defensivo, cierto es que solo Polonia y de penalti le ha podido hacer un tanto a Maignant, y que <strong>la defensa es la única línea que parece clara</strong>, pero también es verdad que ha concedido demasiadas ocasiones en los tres partidos. Estas son las principales dudas que acechan a Les Bleus:

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *