<strong> Cristiano-Messi, Messi-Cristiano</strong>, el binomio que ha dominado el fútbol europeo durante los últimos quince años da <strong>sus últimos coletazos de lo que parecía que no iba a terminar nunca</strong>. Ahora que ambos están disfrutando del fútbol en ligas menores, fuera de Europa, <strong>otros deberán recoger su testigo</strong>. Ahí es donde entran <strong>Kylian Mbappé y Erling Haaland</strong>, dos de los futbolistas (hay más: <em>Bellingham, Griezmann, Vini, Julián Álvarez, Kane…</em>) que quieren llenar ese vacío a base de goles y fútbol. Y cosas de la vida, ambos deberán pasar la prueba definitiva de <strong>Antonio Rüdiger</strong>, que está firmando una temporada digna de estudio.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *