<strong>Francia </strong>prepara ya desde Paderborn su duelo de cuartos ante <strong>Portugal </strong>del próximo viernes en <strong>Hamburgo</strong>. Les Bleus se han plantado en cuartos a base de defender muy bien y sacar petróleo de dos goles en propia puerta, de Austria y otro de Bélgica en los octavos, más un gol de penalti ante Polonia para empatar. Con eso ha bastado y<strong> Deschamps ha ido mutando su equipo, desde una selección más pensada para correr a otra más de control en el medio campo.</strong>

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *